La Inspección de Trabajo lanza una campaña de detección de fraude en ERTE que incide en la protección y uso responsable de los recursos públicos

  • La campaña del organismo del Ministerio de Trabajo y Economía Social se centra en supuestos de incumplimientos o prácticas irregulares en los expedientes de regulación temporal de empleo
  • “Tratamos de impedir que el fraude de unos pocos comprometa el esfuerzo de tantos”, señala Héctor Illueca, director de la ITSS

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (INSST), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Trabajo y Economía Social, ha intensificado la detección de fraude en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con una campaña inspectora que incide en la protección y uso responsable de los recursos públicos.

La campaña, ya activada, además de actuaciones informativas con el del envío a las empresas de comunicaciones relativas a las obligaciones vinculadas a los ERTE, contempla la intensificación de visitas de Inspección con el fin de detectar incumplimientos o prácticas irregulares, como el reinicio de la actividad sin comunicación previa al Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE), que implica la reanudación del trabajo con personas trabajadoras cobrando la prestación por desempleo.

La Inspección de Trabajo atenderá, en este sentido, a las denuncias presentadas en la Inspección Provincial correspondiente, que relaten hechos de los que se deduzca fraude en prestaciones por desempleo u otro tipo de fraude vinculado a ERTE Covid-19 (como la realización de horas extraordinarias con personal reincorporado, manteniendo personas trabajadoras en ERTE).

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social recuerda además que cuenta con un Buzón online, accesible en el sitio web de la Inspección de Trabajo y en la web del propio Ministerio que, por medios telemáticos, permite, salvaguardando la identidad de la persona denunciante, comunicar irregularidades relacionadas con los ERTE.

Paralelamente, el Ministerio de Trabajo y Economía Social ha activado en sus redes sociales una campaña de divulgación que, con el hashtag #ProtegerLoPúblico, incide en el uso responsable de los recursos públicos, destinados a los ERTE, una exigencia que ha acentuado su importancia durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la Covid 19.

En este sentido, el director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Héctor Illueca, señala que “el esfuerzo inversor que han supuesto los ERTE para proteger el tejido productivo y preservar el empleo, debe ir acompañado de un esfuerzo colectivo para prevenir situaciones de fraude, irregularidades y abusos”. “Desde la Inspección de Trabajo y Seguridad Social tratamos de impedir que el fraude de unos pocos comprometa el esfuerzo de tantos”, ha concluido el director de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Cuestionario Observatorio de Comercio de Castilla y León

Estimado comerciante, como sabes ACS directamente y a través de las asociaciones empresariales a las que pertenece trabaja para que desde las administraciones públicas se tenga en cuenta las necesidades del sector; en este momento de crisis es vital conocer la situación del comerciante para poder sensibilizar a dichas administraciones. Para ello desde Conferco estamos trabajando para obtener datos de la situación actual del comercio. Te ruego que contestes al cuestionario que tienes a continuación para ayudarnos en esta labor.

 

Accede al cuestionario pinchando en el siguiente enlace: https://bit.ly/3dKunFr

CEDECARNE DESACONSEJA EL USO DE LOS SELLOS “COVID FREE”

La Confederación Española de Detallistas de la Carne desaconseja el uso de los sellos “Covid Free”.

Cedecarne desaconseja a sus socios adherirse a cualquier tipo de certificación que pretenda garantizar o avalar que un local está libre de virus, así como demostrar, sin un estudio previo detallado, que se están cumpliendo los protocolos sanitarios.

Cedecarne alerta a sus socios y a los consumidores de la proliferación de diferentes sellos “Covid free/ libre de virus” porque no son garantía de que un local cumple con todos los requisitos exigidos por las autoridades, ni tampoco que se estén cumpliendo con los protocolos sanitarios y de seguridad diarios.
Además, desde la Organización representativa del comercio especializado de la carne advierten a los consumidores de que, a pesar de que un local comercial tenga establecido un protocolo y cumpla con todas las exigencias administrativas, no deben relajarse y asimismo debe, como consumidores, tomar las precauciones necesarias que marcan las autoridades.
Desde el inicio de la pandemia, Cedecarne ha ido informando sobre los requisitos sanitarios que debían cumplir los establecimientos comerciales y, como Organización representativa, se han mantenido diferentes contactos con la Administración para trasladar, gracias a su experiencia, cuáles debían ser los protocolos más adecuados en los establecimientos de alimentación. Tanto el cumplimiento de las buenas prácticas de manipulación como se llevan a cabo habitualmente, como el seguimiento de la “Guía de buenas prácticas para los establecimientos del sector comercial” por el Ministerio de Sanidad y el de Industria y Comercio son suficientes garantías.
Solo con el cumplimiento de todas las medidas de higiene y seguridad se garantizará la seguridad y no con la colocación de un sello o distintivo que puede significar la relajación de las medidas y la confusión de los consumidores.

La Generalitat Valenciana advierte que los sellos COVID FREE, u otras denominaciones que den a entender esta condición, pueden suponer un engaño o un fraude.

INFORME SOBRE CERTIFICACIÓN Y SELLO COVID FREE O SIMILAR
Las propuestas planteadas desde diferentes operadores para crear un sello “COVID free” (es decir, establecimientos supuestamente “libres de coronavirus”) no son adecuadas porque, de
acuerdo con los conocimientos científicos disponibles hasta el momento en torno a la epidemiología y las características microbiológicas y clínicas del COVID-19, se trata de expectativas imposibles de cumplir, además de que pueden comportar riesgos para la salud por generar una falsa sensación de seguridad.
En ningún caso se puede garantizar que un establecimiento de cualquier tipo esté libre de riesgo ante la COVID-19 y, por lo tanto, no se debe ni puede certificar esta condición.
El cumplimiento de una serie de medidas más restrictivas de las que normativamente estén establecidas puede mejorar la seguridad para la prevención del contagio pero, como se ha
dicho, nunca garantizar que sea un establecimiento libre de coronavirus. Además, sería todavía más imposible mantener dicha condición en el tiempo.
Las consecuencias de la certificación y sello de estas características (COVID FREE u otras denominaciones que den a entender esta condición) pueden suponer un engaño o un fraude,
por un lado al titular del establecimiento, porque se le está certificando algo que no es cierto, y por otro a los usuarios y usuarias del mismo a los que se está informando de una condición del
establecimiento que es imposible de cumplir.
En cualquier caso, los establecimientos deberán disponer de una política de limpieza y desinfección acorde con la evidencia científica y las recomendaciones del Ministerio de
Sanidad y las autoridades sanitarias.

ANECPLA alerta del fraude del ‘COVID free’

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA) desmiente que pueda existir garantía de espacios libres de coronavirus y califica los sellos “COVID free” de fraudulenta estrategia comercial.
La garantía de desinfección total de las superficies de cualquier local solo es posible en el momento en que se finaliza el tratamiento y antes de su apertura. Una vez que éste abre sus puertas, y el flujo de personas y mercancías comienza, el riesgo cero no existe.

En plena desescalada, son muchos los bares, restaurantes, hoteles y tiendas que preparan su apertura tras semanas de cierre, ansiosos por recuperar, en la medida de los posible, el tiempo y el dinero perdidos a raíz de esta pandemia. Como en todas las crisis, ahora tampoco han tardado en aparecer quienes están decididos a hacer negocio a costa del miedo ajeno. Tal es el caso de quienes expiden sellos “COVID free” a golpe de talonario sin ningún tipo de garantía científica que lo avale.

“Este tipo de certificados no son más que una mera herramienta de marketing sin ningún aval científico que lo respalde”, confirma el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Sergio Monge, quien alerta de los múltiples riesgos que esto conlleva por cuanto que, explica, “generan una falsa sensación de seguridad en los usuarios que les puede llevar a relajar las medidas verdaderamente eficaces de prevención, tales como la realización de desinfecciones periódicas, guardar la oportuna distancia de seguridad y los ya consabidos lavado de manos y uso de mascarillas, etc.”.
“En el mismo momento en que entre a cualquier local, con certificado “COVID free”, una persona infectada, especialmente si se trata de un paciente asintomático que ni siquiera sepa que es portador, y tosa, el espacio ya estaría contaminado”, explica Monge.

“Ahora mismo”, añade la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta, “son numerosos los sellos que se están tratando de implantar en el mercado, la mayoría de los cuales no están basados en ningún procedimiento, ni disponen de sistema de auditoría que garantice que las prácticas que se llevan a cabo se corresponden con protocolos de calidad previamente establecidos, sino que únicamente responden a un objetivo mercantilista”.

Esta denuncia se suma a la realizada desde ANECPLA hace algunos días con respecto al uso de pretendidas medidas de desinfección contra el coronavirus que se están empleando
igualmente sin ningún tipo de garantías y, en algunos casos, incluso pudiendo generar peligrosos efectos secundarios sobre la salud de las personas, como es el caso de los túneles de desinfección de personas con ozono. Un producto cuya eficacia contra el coronavirus aún no ha sido evaluada y cuyo empleo puede provocar desde lesiones respiratorias hasta daño ocular, entre otros efectos adversos.

“El propio Ministerio de Sanidad ha vetado el empleo de túneles de desinfección de personas con ozono frente al coronavirus por considerarlo potencialmente dañino para la salud humana”, explica Fernández de Lezeta, quien considera imprescindible que “se tomen medidas disuasorias más punitivas que protejan a la población de este tipo de prácticas fraudulentas”.

“Desde ANECPLA consideramos que jugar con la salud de los ciudadanos en una situación tan grave de pandemia mundial como la que estamos sufriendo supone asumir un riesgo innecesario que puede salir muy caro. Es importante ceñirnos a los múltiples tratamientos de eficacia probada y que cuentan con el respaldo de los organismos competentes oficiales”, afirma con rotundidad Sergio Monge, presidente de ANECPLA.

Certificados de desinfección
“Es directamente imposible por definición mantener limpio de coronavirus cualquier espacio que tenga una entrada y salida constante de personas”, ratifica la directora general de ANECPLA, y añade: “lo que sí es importante es realizar desinfecciones llevadas a cabo por profesionales cualificados con la formación adecuada y empresas adecuadamente inscritas en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas; estas empresas son las únicas que pueden emitir un certificado de desinfección con validez ante la inspección sanitaria”.

La CEC alerta de que los sellos “covid free” de los comercios no garantizan que estén libres del virus y crean una falsa seguridad

Desaconseja a los comerciantes adherirse a cualquier tipo de certificación que pretenda garantizar que un local está libre de virus o avalar, sin un estudio previo y un trabajo en detalle, el cumplimiento por parte de los comercios de los protocolos sanitarios.

La Confederación Española de Comercio (CEC), alerta de que los diversos sellos y etiquetas “Covid free”/ “Sin virus” que se están promoviendo desde diferentes ámbitos para establecimientos del sector del comercio no son garantía de seguridad y pueden resultar contraproducentes al provocar que los consumidores relajen las medidas de precaución frente al Covid.

Garantizar la seguridad de los comerciantes y consumidores es la prioridad de la CEC, y en ello trabajan día a día las asociaciones que la integran, desde su conocimiento y experiencia. Desde el sector, se están haciendo grandes esfuerzos para limpiar, higienizar y desinfectar los locales, sin embargo, la confederación recuerda que ningún sello puede garantizar que un establecimiento esté libre de virus.

La CEC desaconseja totalmente a los comerciantes adherirse a cualquier tipo de certificación que pretenda garantizar que un local está libre de virus o avalar el cumplimiento de los protocolos, sin un estudio previo y un trabajo en detalle. CEC ha participado activamente en la elaboración de la Guía de Buenas Prácticas para los Establecimientos del Sector Comercial, por lo que insta al cumplimiento por parte de los comercios de estos protocolos sanitarios y de seguridad establecidos por el Ministerio de Sanidad y el de Comercio y recuerda la importancia de seguir tomando las medidas de seguridad para prevenir los contagios tanto en los comercios como fuera de ellos.

Sellos Covid Free/Comercio Seguro: OCU solicita al Ministerio de Sanidad que prohíba a las empresas de limpieza comercializar y publicitar este tipo de sellos

Según OCU los sellos “Covid free” no garantizan que una oficina o un establecimiento esté libre de coronavirus. Y lo que es peor, pueden crear una falsa y peligrosa percepción de seguridad que conduzca a una relajación de las medidas de seguridad.

Dado que las personas contagiadas pueden transmitir el virus incluso cuando están todavía libres de síntomas, desde el mismo momento en que entran en un local pueden estar propagando el virus, por muchos tratamientos de desinfección que se hayan realizado antes.

El sello “covid free” se ha convertido en una nueva oportunidad de negocio para algunas compañías especializadas en la limpieza de tiendas, oficinas y establecimientos de hostelería y restauración. Con él se pretende garantizar que el local y los productos que haya en su interior han pasado por un proceso de desinfección que garantiza la ausencia de coronavirus. Sin embargo, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se trata de una táctica comercial con peligrosas consecuencias sanitarias. Por dos motivos:

  • Por muy minucioso que haya sido el proceso de desinfección del local, es imposible asegurar al 100% que todas las superficies y objetos que haya en su interior estén libre de coronavirus, incluso antes de que entre el primer cliente.
  • Y, más importante, dado que hoy por hoy es imposible controlar en cada momento la presencia de coronavirus en personas asintomáticas, la simple entrada de gente puede propagar el virus en su interior.

En definitiva, este tipo de sellos, además de suponer un sobrecoste a la empresa que los contrata, promueven una falsa y peligrosa sensación de seguridad que no hace sino favorecer la posibilidad de contagio, al entender que allí dentro es imposible infectarse y puede relajar la aplicación de las medidas de prevención fundamentales, como mantener la distancia de seguridad o lavarse las manos regularmente o utilizar las mascarillas correctamente. De ahí que OCU solicite al Ministerio de Sanidad que prohíba expresamente a las empresas de limpieza comercializar y publicitar este tipo de sellos.

 

 

ACS compara la actual situación del sector de comercio con una “tormenta perfecta”.

Como una tormenta perfecta. Así califica la Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) la situación actual del sector, especialmente grave como demuestran las últimas cifras de ventas publicadas por el Instituto Nacional de Estadística, con una caída del 31,5% respecto al mismo mes de 2019, el mayor descenso en la serie histórica. Y en lo que va de año, la pérdida ya es del 10,7%.

En torno al 46% de las tiendas han permanecido cerradas al público en general.

En Segovia, aproximadamente el 90% de los establecimientos están abiertos, aunque sólo el 30% con trabajadores, en su mayoría a tiempo parcial, según el sondeo realizado por la Agrupación en estos días.

En opinión de ACS, esta situación no mejorará hasta que se finalice la denominada “desescalada” y la movilidad y acceso a los establecimientos comerciales vuelva a la situación anterior a la declaración del estado de alarma.

ERTEs de los trabajadores

A juicio de la Agrupación, se agrava la situación de las empresas del sector por un cambio de normativa que a la fecha de hoy no ha generado más que confusión, incertidumbre y más preocupación debido a la eliminación de la exoneración del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de aquellos trabajadores que no se pueden recuperar por falta de actividad.

La mayoría de los establecimientos comerciales no pueden recuperar a sus trabajadores porque la normativa actual impide el desarrollo de la actividad tal como se venía haciendo antes de la declaración del estado de alarma y el cierre por imperativo legal de determinados establecimientos.

El decreto 8/2020 contemplaba la exención del 100% de las cotizaciones de aquellos trabajadores a quienes sus empresas hubieran tenido que aplicar un ERTE, mientras estuviera vigente el estado de alarma, pero un nuevo decreto modificó el anterior y limitó la exención a los meses de marzo y abril, suprimiendo además la exención del 100% de los trabajadores que se encontraran en ERTE para aquellas empresas que ya pudieran retomar su actividad.

Situación de la prestación por cese de actividad del autónomo.

Según ha conocido la Agrupación a través de algunos de sus asociados, las mutuas de accidente de trabajo, encargadas del reconocimiento y pago de la prestación por cese de actividad generado por el Covid a los autónomos, están empezando a reclamar la devolución de cantidades abonadas por dicha prestación.

Ahora, y en contra de lo que se ha venido anunciando la fecha de efectos de la prestación no siempre deberá ser necesariamente el 14-3-2020, sino aquella en que se suspenda la actividad o se acredite la disminución de facturación.

También se anunció por parte del Ministerio de Seguridad Social que independientemente de que los autónomos beneficiarios de esta prestación pudieran abrir sus negocios seguirían percibiéndola hasta que finalizase el estado de alarma, pero a la fecha de hoy, y visto los precedentes con el tema de los ERTES, la preocupación va en aumento.

Los anteriores hechos conforman una situación complicada que no ayuda en este momento a la recuperación de la actividad y pronostican un escenario sumamente complejo para el sector.

Sobre el uso de sellos o distintivos “comercio seguro”/ “comercio de confianza”

En las últimas semanas, desde diversas empresas de consultoría y otro tipo de entidades se está difundiendo la conveniencia o necesidad de contar con un distintivo “comercio seguro” o similar en los establecimientos del sector.  A este respecto,  y debido a las consultas y dudas que los empresarios del sector nos están haciendo llegar, significamos lo siguiente:

  1. Todos los comercios, al igual que cualquier otro tipo de empresa, han de cumplir con los requisitos establecidos por las autoridades sanitarias para ejercer su actividad.

Desde el principio de la crisis sanitaria aquellos establecimientos que han estado abiertos han cumplido escrupulosamente con las normas higiénico sanitarias dictadas por las autoridades pertinentes sin que sea obligatorio ni necesario el uso de distintivo alguno.

Tampoco se han detectado infracciones en esa materia por parte del sector comercio.

  1. Más allá de las Guías y protocolos de ayuda facilitados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, no existe en la actualidad ninguna norma técnica de normalización o estandarización para verificar las obligaciones derivadas de la normativa que amparen el uso de “sellos comercio seguro” o similares. Tampoco existe ningún organismo ni autoridad española o europea que lo verifique.

Tampoco existe norma legal alguna que establezca la necesidad de contar con este tipo de distintivos.

  1. Reiterar que sólo son las autoridades sanitarias y de policía las únicas que velan porque esos requisitos se cumplan.

Por todo lo anterior estas iniciativas están siendo objeto de grandes reservas y debate por asociaciones y empresarios de sectores del comercio y hostelería a nivel regional y nacional. Y ello por los siguientes motivos:

Sobre el uso de sellos o distintivos “comercio seguro”

  • La denominación de por sí ya genera rechazo. La denominación: “seguro”, “seguridad”, puede implicar que exista algo que no lo sea. ¿Acaso tenemos “comercios seguros” y otros “no seguros”?
  • El comercio segoviano siempre ha cuidado y seguirá cuidando de sus clientes en materia de seguridad e higiene, es un sector profesional que se ha ganado la confianza de sus clientes durante años y seguirá haciéndolo, más allá de iniciativas confusas y estériles.
  • En Segovia ningún comercio abierto al público es sospechoso de no cumplir con la normativa establecida para su reapertura. Todos conocen y cumplen los protocolos establecidos legalmente.
  • Además, y al no ser ni mecanismos de certificación reconocidos oficialmente ni tampoco de excelencia comercial de ningún tipo, estas iniciativas pueden generar una discriminación gratuita, estigmatizando o señalando a las empresas que no lo posean.

Sobre el proceso de obtención/verificación de ese tipo de sellos/distintivos:

  • ¿Cómo se controla el cumplimiento de los requisitos?
  • ¿Quiénes lo hacen?
  • ¿Cuándo ha de renovarse?
  • ¿En base a qué normas se establecen esos requisitos?
  • ¿Los requisitos se actualizan a la vez que la normativa respecto de las fases de la desescalada?

Por lo anterior cabe concluir:

  1. La promoción indiscriminada e incontrolada de determinados sellos/distintivos “comercio seguro”, lejos de mejorar y asegurar la actividad comercial, pueden atentar contra la buena imagen y reputación del Sector.
  2. La ausencia de control sobre ese tipo de acreditaciones o de sellos/distintivos pueden generar sospechas infundadas sobre el cumplimiento de la normativa por parte del comercio.
  3. El mensaje que se está lanzando sobre el uso o exposición de ese tipo de sellos/distintivos puede llegar a generar desconfianza sobre aquellas empresas que, libremente y/o por no tener carácter obligatorio, no consideren oportuno obtener dicho sello.
  4. Desde la Agrupación de Comerciantes Segovianos consideramos totalmente desacertadas y carentes de sentido este tipo de iniciativas ya que provocan incertidumbre en el consumidor, discriminan negativamente a quienes deciden no usarlos y aumentan una innecesaria preocupación sobre un sector que depende en gran medida de la confianza de los consumidores.

Resultado de la encuesta “El Consumidor de la Era Covid-19”

VER RESULTADO DE LA ENCUESTA

El consumidor segoviano seguirá comprando preferentemente en el pequeño comercio de proximidad

Así lo refleja la reciente encuesta que ha realizado la Agrupación de Comerciantes Segovianos.

Respecto de los canales preferidos para realizar sus compras, el consumidor segoviano tendrá en cuenta todos los que figuren a su alcance, si bien sigue mostrando preferencia por las compras en establecimientos físicos.

Al preguntarles por el tipo de artículo que adquirirán en los próximos meses, mayoritariamente se inclinan por todo aquello relacionado con prendas de vestir y complementos personales seguido de artículos de informática, telefonía y televisión.

Preguntados por su intención de gasto en aquellos otros sectores diferentes del comercio, se aprecia una gran indecisión a fecha de hoy…..