EL COMERCIO RECELA DEL ‘BLACK FRIDAY’ Y FÍA UN TERCIO DEL NEGOCIO A LA NAVIDAD

Los comerciantes se unen a la iniciativa, aunque alertan de los descuentos irreales.

El conocido como ‘Black Friday’ llega a los comercios este viernes y sábado en una jornada que ha roto con su origen, vinculado al viernes posterior al Día de Acción de Gracias, para extenderse durante un fin de semana, o en muchos casos durante una semana. El comercio de Castilla y León y el de Valladolid observan con cierto recelo esta fecha y el próximo lunes, ‘Ciber Monday’, en jornadas impuestas por las grandes marcas, y en una cita extendida desde los Estados Unidos. «Al pequeño comercio no nos entusiasma mucho, nos sumamos porque llevan un mes bombardeando las grandes plataformas y nuestros clientes te piden descuentos», remarca Adolfo Sainz, presidente de Conferco, que reconoce que juegan «con unos márgenes muy pequeños y unos costes muy grandes».
Una reflexión compartida desde Fecosva, cuyo presidente Jesús Herreras afirma que «es negativa para el comercio porque el consumidor no ve unas fechas claras, no saben realmente a qué periodo corresponde, ni lo que es. Nos vemos obligados a sumarnos, pero nos perjudica porque nuestro modelo de negocio y venta es completamente distinto». La patronal Avadeco también se suma casi por obligación «ante esta tendencia» que lo que va a pretender «es no vender a lo largo del mes para concentrarlo en unos días». Una fecha que llega a un mes de las fechas clave de la Navidad, como la Nochebuena, en una época que para el comercio supone «algo más de un tercio de las ventas del año» junto a las rebajas de invierno. Una fecha que miran con cierto anhelo porque «se concentra la compra de textil y calzado», explica María Balsa, secretaria general de Avadeco.
El ‘Black Friday’ llega con menos tirón que en otras ocasiones por la subida del IPC, la inflación y los altos costes, para un comercio que ha sufrido
la inestabilidad política, la climatología y las escasas ventas. «Octubre y noviembre han sido flojos en general», remarca Sainz, algo que comparte Jesús Herreras que explica que «la gente ha esperado estos días y al comercio de proximidad no le viene bien porque se ha hecho una campaña de marketing brutal para aprovechar una campaña sin periodo fijo». Además, resaltan un informe de la Organización de Consumidores que incide en que el las rebajas no son reales al existir una modificación de precios al alza: «En el 99% de los casos el precio ‘anterior’ indicado no es el menor de los últimos 30 días: en casi todos los casos esos precios están hinchados respecto a la realidad, lo que evidentemente afecta al ahorro que anuncian y al ahorro medio real», alerta OCU que analiza que de media el ahorro puede ser del 23%, pero que si se analizan los casos puede haber hasta un incremento de un 3%.
Un periodo en el que se prevé gastar en Valladolid unos 200 euros de media, siendo 274 en el ámbito de Castilla y León, días en los que se empieza a generar hasta 794 empleos, un 13% menos que en 2022.
Una Navidad a la que se agarra el pequeño comercio, tras el encendido de las luces navideñas en ciudades como Valladolid, «el que haya animación en la calle y el tiempo acompaña», indica Herreras que prevé «una buena campaña de Navidad que nos salva una gran parte del año».
Para Conferco la fecha ideal «son las Navidades y las rebajas clásicas después de Reyes y las de finales de junio», porque «lo vivimos como la mejor época del año, se hacen regalos y la gente confía en el pequeño comercio». Esas esperanzas ante una época de consumo contrastan, afirma, ante una «dinámica de ofertas siempre, y no da estabilidad al cliente». La iluminación y las iniciativas navideñas son otra baza a su favor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *