EL PEQUEÑO COMERCIO APREMIA UN PLAN ESTRATÉGICO A LA JUNTA Y MÁS CAMPAÑAS DE FOMENTO DEL CONSUMO

La Confederación regional celebró ayer una junta en Burgos en la que exigió más flexibilidad en las ayudas públicas para un sector que supone el 10% del PIB.

Un plan estratégico, vertebrado en cinco ejes, que ayude a sostener un sector económico que en Castilla y León representa el 10% del PIB, que da empleo a más de 130.000 personas y que abre cada día unos 30.000 establecimientos. Esa es la petición que elevó ayer desde Burgos la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco) ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Junta y que, tal y como apremió el director de la patronal, Adolfo Sainz, servirá para «aliviar» la situación que atraviesan los miles de pequeños negocios de la región.

«Nos gustaría que estuviera lo antes posible», reconoció Sainz, que logró arrancar de María Pettit, directora de general de Comercio de la administración regional, el compromiso de una futura reunión para darles a conocer un primer borrador. Formación en nuevas tecnologías; modernización, digitalización e innovación; apoyo al comercio rural; el sector servicios que lleva ligado al comercio y el apoyo a la sostenibilidad son los pilares sobre los que se sustentará este documento. «Debería ir acompañado de una línea de ayudas», exigió el presidente de Conferco. «Queremos que no se quede todo en un texto frío, en un folio que se quede registrado todo sino que realmente venga ligado a una cuantía económica para los cursos de formación, para el apoyo a la digitalización, para el apoyo de esas campañas de promoción o de sensibilización o para el apoyo a las asociaciones comerciales», apuntó Sainz.

Por su parte la presidenta de la Federación de Empresarios del Comercio (FEC) de Burgos, Consuelo Fontecha, reconoció la dificultad en la que se encuentran muchos de sus asociados a la hora de acceder a cierto tipo de subvenciones. «No queremos que las ayudas que se prometen desde el plano político se queden solo en titulares sino que acaben llegando y que cubran las necesidades para las que se lanzaron», indicó. Para tal cometido, sugirió ampliar los plazos para que todos los candidatos puedan presentar sus propuestas. «Hay que seguir con pico y con pala con el tema de la modernización y la digitalización», apuntó Fontecha, que reclamó agilizar los informes afirmativos para que los bonos municipales lleguen cuanto antes.

Precisamente el concejal de Comercio, Raúl Martínez, alabó el asociacionismo que se ve en la ciudad y la provincia de Burgos y se mostró dispuesto a escuchar al pequeño comercio. «Todos vamos en el mismo barco, si en vez de un solo remero hay un centenar iremos mucho más rápidos», ejemplificó Martínez, que destacó el «vital» papel que toma el pequeño comercio en la economía local y provincial.

FUENTE: Diario de Burgos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *